¿Qué necesito saber?

Llevas durmiendo casi 10 años en tu viejo colchón y observas que la superficie del mismo está suelta o arrugada... Además cuando te tumbas sientes algún muelle o zona rígida. Algunas personas incluso escuchan ruidos en el interior.

Cuando duermes acompañado caéis los dos hacia el centro sin quererlo y a veces te levantas con dolor de cuello y/o espalda y te preguntas... ¿Necesito un colchón nuevo? La respuesta es si.

Lo mismo pasa si tu somier o base está inclinada o en mal estado o si observas que patas y elementos de fijación están en mal estado. Con la almohada, basta con ver que no tiene una superficie uniforme... En todos estos supuestos, la respuesta es si. Debes cambiar tu equipo de descanso.

¿Te gustan los colchones suaves, firmes? ¿Duermes sólo o acompañado? ¿Tienes problemas de movilidad? ¿Eres friolero o caluroso?

Mídete a ti y a tu pareja para dormir. La altura y vuestro peso también es importante. Si no eres muy corpulento y duermes sólo, un tamaño de 90 x 190 cm puede ser suficiente pero si quieres un espacio amplio necesitarás un tamaño “King size” (más de 160 cm de ancho) o medidas superiores a 135 cm de ancho si duermes en pareja y eres muy alto.

Tu presupuesto es importante. Adquiere sólo productos de probada calidad y que estén fabricados con materiales de garantía. Es una inversión en descanso, en calidad de vida. Tienes colchones de muy diferentes precios. Podrás descansar en colchones asequibles por menos de 500 € y llegar hasta 1000 € en productos de gran calidad e incluso superiores a 1.500 € con excepcionales características para tu descanso. Saber aproximadamente cuánto estás dispuesto a invertir antes de ir a la tienda eliminará confusiones.

Shopping! Planea visitar más de una tienda. Es lo habitual. Esto te dará una visión más amplia de las opciones disponibles. Si ves un colchón que te encante en la primera tienda, siempre podrás volver a por él. Nosotros te facilitamos un listado por provincias donde podrás encontrar al distribuidor autorizado Relax más cercano. Todos nuestros distribuidores cuentan para el desarrollo de su actividad con las certificaciones en el cumplimiento de la normativa nacional y de la U.E en materia de sanidad y consumo. Además cuentan con los certificados emitidos por Relax y la correspondiente garantía del producto.

DISTRIBUIDORES RELAX

Prueba todos los colchones que mejor se adecuen a tus gustos, para experimentar como se siente en un colchón Relax. Todos nuestros productos cuentan con la calidad Relax. Si los comparas con otros de inferior calidad notarás la diferencia. Seguro que encuentras un Relax que cumple con tus requerimientos de comodidad y presupuesto.

Túmbate! Es el momento más importante. Descansa en él durante unos minutos y adopta las posiciones en las que habitualmente duermes. Pasa más de 30 segundos recostado en el colchón. Piensa ¿Cuántas horas dormiré en mi próximo colchón? Si estás muy tenso o impaciente con el proceso, no experimentarás como se siente al descansar en el colchón, y probablemente cuando te lo lleves a casa, no te sentirás igual... Tómate tu tiempo para elegir.

Carcasa, Bloque o Núcleo del colchón: Es la parte clave del colchón y la responsable de determinar el nivel de firmeza del mismo según sus características. Puede ser de diferentes tipos de muelles ( Ensacado / Bonell ) o de otras tecnologías como látex, viscoelástico, espumas de alta densidad, especiales como soja, gel o la combinación de diferentes tipos de las anteriores.

Capas acolchadas del colchón: Son las primeras capas que están en contacto con el cuerpo. Acogen y proporcionan la suavidad y el confort en la primera toma de contacto y normalmente se componen de combinaciones de fibras, espumas multicelulares, lino, lana algodón, seda, cashmere, látex o viscoelásticas. Entre las capas acolchadas y el núcleo se encuentran los separadores y los amortiguadores, además de otros refuerzos para los colchones, lo que mejorará su rendimiento.

Bases: Formadas por una estructura soporte con elementos elásticos en mayor o menor grado. La base es la estructura de apoyo del colchón, pero no es únicamente un soporte para el mismo, sino que es algo más que eso, dado que por sí misma constituye un elemento que por sus características determina y modifica el nivel de firmeza y confort del conjunto. Puede ser con espacio para almacenar (arcones o canapés abatibles, en madera o tapizados) o sin espacio para almacenar (canapés o bases tapizadas). Dentro de este último grupo estarían además los somieres, metálicos o de madera, tanto articulados como fijos. También camas articuladas para ciertos tipos de colchón.

Almohadas: Su función es la de conseguir llenar el hueco que se crea entre la cabeza y el tronco y hacer que la columna se mantenga en una posición correcta y que no se ocasione ningún perjuicio en las vértebras. Las almohadas se componen de:

  • Núcleo: Es la parte clave de la almohada y es responsable de determinar la firmeza y la altura de la misma. Existen diferentes tipos según los materiales.
  • Funda interior: Parte que recubre el núcleo o relleno de la almohada.
  • Funda exterior: Parte externa de la almohada, desenfundable y que permite una mayor higiene de la misma.

Complementos: Rellenos, cubrecolchones, fundas y medias fundas, protectores... todo ello sumado a un buen colchón a su base y su almohada hará que descanses mejor.

Relax garantiza al propietario de nuestros productos la reparación gratuita de todo defecto y/o vicio de fabricación del mismo durante un plazo de DOS AÑOS a contar desde la compra del producto, siempre que estos defectos y/o vicios no hayan sido originados por un uso indebido o inadecuado del producto.

Recomendamos que prestar especial atención a nuestros consejos de uso y correcta conservación de los productos Relax:

  • Como norma general se recomienda voltear (cabecero/piecero) y girar (izquierda/derecha) el colchón cada 6 meses. Si el colchón no es reversible se recomienda girarlo 180 º igualmente con la misma frecuencia que en el caso anterior. La frecuencia de volteo y giro del colchón en los primeros 6 meses de uso debe ser una vez al mes.
  • Ventilar la habitación le ayudará a mantener un ambiente agradable y sano tanto para su colchón como para usted. De esta forma evitará la aparición de manchas de moho.
  • No colocar el colchón sobre una base o somier en malas condiciones o inadecuada. Consulte a su especialista la base adecuada para su colchón.
  • No doblar el colchón. (Excepto colchón articulado).
  • No ponerse de pie o saltar sobre el colchón o base. No debe sentarse sobre los planos de una cama articulada levantados o en movimiento.
  • Consultar las instrucciones de limpieza recogidos en la etiqueta de los productos desenfundables. En caso de duda no debe limpiar la tapicería sin consultar con el servicio técnico.

No existen en el mercado equipos de descanso capaces de cumplir satisfactoriamente su función de manera indefinida. Factores como el uso y el paso del tiempo merman las propiedades de firmeza, elasticidad e higiene de los mismos. Por eso la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA), recomienda reemplazar los equipos antes de los 10 años en beneficio de un descanso saludable. tiempo dormiste

SUBIR