1912 Relax, es mucho colchón

Desde este espacio queremos poner en valor nuestra marca Relax y nuestro eslogan ¡Es mucho colchón! Pero lo más importante, queremos reconocer a “nuestros mayores” que hoy en Relax somos lo que somos gracias a ellos.

Nuestra realidad es un momento apasionante. Hoy los cambios se suceden a gran velocidad y desde sus orígenes Relax siempre ha logrado superarse día a día. Una empresa con más de cien años de historia, demuestra haber estado guiada por personas valientes, inteligentes y luchadoras.

El somier Numancia, es nuestra marca original y antecesora de la actual Relax. Nuestra vida comienza a principios del siglo pasado, concretamente en 1912 cuando D. Andres Lucia Borge y Dña. Francisca Aínsa Plo regentaban en Zaragoza un taller de reparación de somieres llamado Numancia.

Trece años después, concretamente en 1925 inauguraban también en la capital aragonesa la primera fábrica de somieres metálicos y en la década posterior otras fábricas en España.

A continuación, vinieron años duros durante la Guerra Civil, pero nuestra querida marca Numancia consiguió superar todas estas adversidades y seguir creciendo durante los años siguientes y comenzar a fabricar en los 50 y 60 colchones todavía con la marca Numancia. Es a finales a la década siguiente, cuando la nueva marca Relax comienza a fraguarse para salir al mercado con la fabricación de los primeros colchones de muelles y nuestro famosísimo eslogan ¡Es mucho colchón!

Desde el principio hasta hoy, han pasado cinco generaciones, conservando la vocación familiar de nuestra compañía. Desde aquí rendimos tributo a todos los descendientes que han estado al mando y que han sabido adaptarse a los cambios y tomar decisiones, a veces arriesgadas, pero que luego el tiempo ha demostrado que eran las correctas. También a todos los trabajadores que durante más de 100 años han puesto lo mejor de si mismos para que hoy Relax sea la fabrica de colchones con más historia de este país pero también con más futuro.

Finalmente, reconocer también que nuestra historia no sería posible sin nuestros más de 3.500 clientes actuales y otros muchos que lo fueron durante años y por supuesto, en los millones de usuarios de nuestras marcas Numancia y Relax que han confiado en nosotros y confían en nosotros. Todo el equipo de la empresa trabaja con el fin de garantizar el cuidado del cuerpo, la salud y el descanso por que estamos convencidos de que así conseguimos una calidad de vida mejor.

H Algo de historia general...

Antiguamente, los colchones constaban de una funda rellena de materiales orgánicos como paja, lana, hojas, etc. que eran nido de pequeños insectos (ácaros, pulgas, chinches) por lo que había que ventilarlos y airearlos periódicamente. Los colchones de lana fueron populares en Europa hasta bien entrado el siglo XX. En algunos países, existía la figura del colchonero que era un profesional que viajaba de pueblo en pueblo aireando, rellenando y ahuecando los colchones de lana.

En el siglo XVI se lanzó en Francia el colchón de aire que gozó de un limitado periodo de éxito al igual que en el siglo XVII en Londres. A principios del siglo XVII se lanzaron en el Reino Unido los primeros colchones de muelles. El problema es que al tratarse de muelles cilíndricos no se comprimían sino que se vencían hacia el frente y los laterales.

A mediados de la década de 1850 se comenzaron a fabricar, todavía de forma artesanal, muelles cónicos que facilitaban su compresión vertical.

Es a principios del siglo xx cuando nace Numancia y posteriormente Relax para seguir ofreciendo soluciones para un óptimo descanso y es que ¡Somos mucho colchón!

SUBIR